Cocinas fantasma, la evolución de la comida a domicilio

La evolución de los restaurantes, negocios digitales

La situación en la que nos encontramos actualmente, ha causado una gran evolución en la comida a domicilio; tal es el caso de las: cocinas fantasma.

De acuerdo con el eCommerce Summit & Expo, las familias en México usan el 35.2% de su gasto en alimentos, bebidas y tabaco. De este porcentaje, el 21% se utiliza para comer fuera de casa. Datos proporcionados por Nielsen a inicios de 2020 dieron a conocer que el 60% de las ventas en línea se destinó a la compra de alimentos a domicilio.

No obstante, este mismo año el sector restaurantero tuvo una picada muy marcada pues el 85% de este cayó. Al menos el 80% de los restaurantes tuvo que cerrar y el uso de tarjetas de crédito en ellos se redujo en un 87%. Únicamente el 15% de los negocios de comida estaba preparado para el servicio a domicilio.

El mayor problema de estos negocios fue que no habían adoptado la digitalización, lo que representó grandes pérdidas para ellos. En cambio, aquellas que sí lo estaban lograron mantenerse a flote, tal es el caso de las ghost kitchen.

¿Qué son la ghost kitchen?

Desde hace unos años, el sector restaurantero abrió paso a conceptos como las “ghost kitchens” o “cocinas fantasma”, las cuales se originaron en Reino Unido, en donde también se conocen como “Dark Kitchens”. Con el tiempo se han adaptado a diferentes países.

Este modelo de negocio ha resaltado por su forma práctica de operar. Se basa en la venta de alimentos a través de internet y redes sociales. La novedad que las identifica es que los alimentos y bebidas que se venden no provienen de un servicio restaurantero, sino de una cocina fantasma.

Como no sé sabe en dónde exactamente se encuentra una cocina fantasma, solo se le puede contactar a través de internet, algunas por vía telefónica, en los horarios que establecen, para quedar a la espera de que una persona te lleve la orden hasta tu domicilio.

¿Qué hace atractivas a las cocinas fantasma?

Para los usuarios y el público en general, principalmente, que nadie sabe en dónde se encuentran ubicadas, sumado a que tampoco se puede conocer mucha información sobre ellas, solo la que el mismo negocio proporciona a través de internet y redes sociales. Solo existen en el mundo digital.

Para las personas que desean emprender; que no requieren de inversiones extravagantes en comparación con los restaurantes habituales. No es necesario cubrir gastos de inmuebles, infraestructura, personal, etc, pues basta con una cocina que cumpla con las normas sanitarias, cocineros, alimentos y una logística de entrega, que no necesariamente debe pactarse con empresas de delivery.

Muchos comercios nacieron de esta forma, aunque también hubo restaurantes físicos que se adaptaron a este modelo de negocio para mejorar sus servicios y volverse más atractivos para el mercado. 

Éxito digital en épocas difíciles

Euromonitor señala que las cocinas fantasma podría generar un mercado con un valor de 1 billón de dólares a nivel mundial en 2030. Aunque este modelo no nació como una necesidad ante la pandemia, sí lograron incrementar sus ventas gracias a las medidas de distanciamiento social, las restricciones y el delivery. También han servido como una alternativa para que la industria restaurantera se mantenga en el mercado.

La nueva normalidad logró impulsar las cocinas fantasma y ha funcionado como un salvavidas para el personal de este sector que perdió su empleo o para quienes buscan emprender. 

Otra ventaja de ellas es que no siempre buscan entregar sus pedidos a través de servicios de delivery como Uber eats, Didi Foods, Sin Delantal o Rappi, pues el traslado de sus productos forma parte de la logística del negocio. De esta manera también evitan el pago de comisiones forzadas. Muchas de estas han optado por los bicimensajeros, quienes les ayudan a concluir el ciclo de sus ventas. Sin embargo, hay quienes sí recurren a las famosas plataformas, incluso puedes encontrar alguna cocina fantasma en Uber eats.

¿Cuál es la estrategia de un restaurante fantasma?

Aunque tener una cocina fantasma no representa un gran esfuerzo en cuanto a la inversión, sí demanda una mayor atención en la estrategia de marketing digital para posicionar de manera oportuna a la marca. Lo principal es empezar a captar la mirada de las personas. El SEO y las redes sociales son herramientas muy importantes para el éxito de las ghost kitchen

Al no tener notoriedad en un local físico, se debe forjar una reputación de marca en redes sociales, a través de una buena estrategia digital. Asimismo, este modelo de negocio también se apoya de la referencia de boca en boca de los clientes.

Además deben cuidar la calidad de sus alimentos, pues esta es la única presentación que tienen con el cliente, y de esto depende un gran porcentaje de las probabilidades que se tienen para fidelizar a los usuarios. La calidad determina también el éxito del negocio, los tiempos de entrega son otro factor que las ayuda a mantenerse en la preferencia de las personas.

De acuerdo con la consultoría Statista, se prevé que la venta de comida online ascienda a 2 mil 459 millones de dólares para 2023.

Total
30
Shares
Previous Post
Estrategia digital, especialistas en marketing digital

Reputación de marca, ¿cómo conseguirla? Descúbrelo

Next Post
Estrategias digitales, marketing, agencia de marketing digital

Cómo armar un plan básico de marketing para pequeñas empresas

Related Posts